Dos interesantes talleres remotos está desarrollando el Programa Chile Crece Contigo del Cesfam Segismundo Iturra

  • Iniciativas, enfocadas tanto en padres como en bebés, permiten mantener la comunicación entre profesionales y familias en tiempos de pandemia y entregar herramientas para su correcto desarrollo.

Dos interesantes talleres vía remota está desarrollando el “Programa Chile Crece Contigo” del Cesfam Segismundo Iturra, que tienen por objetivo mantener la comunicación con las familias en tiempos de pandemia, promover la salud y la intervención basada en la comunidad sin dejar de lado a la primera infancia.

La fonoaudióloga de dicho programa, Camila Caballero, destacó que ambas instancias iniciaron este miércoles. La primera, fue  el resultado de las conversaciones con las familias usuarias, donde constataron la necesidad de algunas atenciones, razón por la cual se desarrolló este taller que contará con cinco sesiones, y está enfocado en entregar herramientas a los padres gracias a un trabajo multidisciplinario, titulado “reconociendo nuestros poderes en familia”.

“Gracias al acompañamiento telefónico que realizamos a nuestros usuarios, pudimos detectar distintas necesidades, como atenciones de neurología u otras que no se pudieron realizar por la pandemia y otras que requerían mayor apoyo. Por eso formamos este taller, donde participan 7 familias y en conjunto con la terapeuta ocupacional y la psicológa. La finalidad es poder entregarle a los padres distintas herramientas para fomentar la interacción y promover estrategias para aumentar la comunicación entre ellos como familia”, sostuvo.

Esta trabajo también está presente en el segundo taller que tiene como objetivo la promoción del desarrollo infantil enfocado en bebés de 7 meses, para potenciar  el desarrollo de sus habilidades.

 En ese sentido, la profesional destacó que “esto lo realizábamos de manera presencial en la sala de estimulación de nuestro Cesfam. Los que estaban enfocados en el desarrollo motor, lo realizaba la educadora, los que estaban enfocados en lenguaje, lo realizaba yo. Como tuvimos que modificar la modalidad, iniciamos con los talleres de promoción del lenguaje. En el sexto mes, luego que los pequeños tuvieron el control infantil de forma telefónica con la enfermera, ellas nos envían el listado y tomamos contacto e invitados para participar de forma voluntaria al taller”.